Nuestra misión:
hacer descubrir a los curiosos y a las  personas que elijan no solo los recursos de nuestra tierra sino todo lo que está detrás  de un simple paseo por la naturaleza.

La pasión de compartir juntos  en la búsqueda de experiencias, emociones, encuentros, respeto y gentileza con todo los que nos rodea.

Para nosotros la belleza escondida se descubre caminando. Solo asi aprendemos a ser observadores, retornando al contacto con la naturaleza, la esencialidad, a un ritmo de vida más simple y autentico. Colores, perfumes, silencio. Un  viaje a lentísima velocidad ,por eso la utilización del burro. Con su paso lento y sincero, fiel amigo del hombre y antiguo compañero de viaje, símbolo de la fuerza de la gente que vive hoy en esos lugares inaccesible pero estupendos.El burro como una idea de turismo slow.  “Verde” como el asno en cerámica símbolo de nuestra tierra, la costera amalfitana. “Verde” como nuestro apellido.

Los guiaremos a la descubierta  de lugares detenidos en el tiempo, pequeñas joyas incrustadas en la naturaleza no contaminada, tradiciones, historias, leyendas, proyecto alternativos de pequeños emprendedores que con empeño y cura, dan una nueva esencia a los territorios del sur de Italia.

“Crear lugares mejores en los cuales las personas puedan vivir y visitar”

The Green Dokey los invita a gozar del “verde”… al ritmo lento de la naturaleza.

Nuestra filosofía:
  • minimizar el impacto económico ambiental.

  • Generar mayores beneficios económicos para los habitantes del lugar y mejorar el bienestar de la comunidad local.
  • Contribuir positivamente a la conservación del patrimonio natural y cultural.
  • Promover el turismo y la experiencia  a través de la conexión entre los huéspedes y los que los hospedan.
  • Extender y permitir la accesibilidad a la experiencia “verde” también a las personas con discapacidades.
Que en la práctica para nosotros  significa:
  • Cero utilizaciones de plástico.

  • Degustaciones de productos tradicionales respetando la estacionalidad, rigurosamente a km cero.
  • Itinerarios para grupos limitados de personas  y bajo impacto ambiental.
  • Utilización mínima de medios de transporte.